Logo
Print this page

La Comisión de Explotación propone nuevamente un trasvase casi máximo de 19,6 Hm3 y los ribereños apelan a la sensatez de la ministra y el secretario de Estado para adecuarlo a la realidad

La Comisión de Explotación propone nuevamente un trasvase casi máximo de 19,6 Hm3 y los ribereños apelan a la sensatez de la ministra y el secretario de Estado para adecuarlo a la realidad
Rate this item
(0 votes)

El representante de la Mancomunidad de Ribereños de Entrepeñas y Buendía, Francisco Pérez Torrecilla, ha reclamado una mayor transparencia en los datos que se valoran de la cuenca del Segura, pidiendo que se informe detalladamente del total de agua embalsada de anteriores trasvases. Los ribereños consideran que, ante la situación crítica del Tajo, la cuenca del Segura debería abastecerse únicamente con agua desalada. Confían en el criterio del Ministerio para valorar la situación real frente a la obsoleta fórmula que aplica de forma cuadriculada la Comisión.

“Que se pueda según la taimada regla, no quiere decir que se deba”, resume el portavoz de la mancomunidad ribereña para expresar su malestar con la decisión de la Comisión de Explotación del Trasvase Tajo-Segura. “Ni el Tajo, ni nuestros embalses, ni siquiera el Mar Menor y el Segura tienen la culpa de que no se quiera afrontar la realidad y asumir que no podemos seguir alimentando una industria perjudicial, avariciosa e insostenible, como es la agricultura intensiva, si queremos preservar el patrimonio de todos los españoles”.

Cabe la posibilidad, no obstante, de que ocurra como en el mes de noviembre y desde el Ministerio se enmiende la plana de la decisión tomada por la Comisión y se corrija, reduciendo drásticamente hasta un mínimo de poco más de 7 Hm3 para consumo humano, según se estipula también en el dictamen de la Comisión.

La Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía, que no se opone en caso de necesidad al trasvase de agua de boca, considera que, en cualquier caso, para abastecer a la población debe en primer lugar sacrificarse el agua de la agricultura y aprovechar los recursos propios de la cuenca; y, en segundo, hacer uso de las desaladoras que hemos pagado entre todos los españoles con la ayuda de Europa. “Lo que no puede ser recurso habitual es esquilmar otras cuencas, como si para pagar la comida de mis hijos en vez de dejar de fumar le pidiese dinero al vecino por sistema”.

“Con las últimas lluvias que han azotado el levante y con el problema que tienen, que tenemos los españoles, en el Mar Menor, no es de recibo que se siga trasvasando al máximo solo porque la norma así lo permite”, defiende Pérez Torrecilla. “Hay que cambiar las reglas de explotación del Trasvase, tenemos que empezar a proteger nuestros ecosistemas acuáticos, como exige la Directiva Marco del Agua que ha sido recientemente refrendada”, concluye.

Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía. Plaza de la Constitución, 1, Sacedón, 192120, 949 350 825