log in

Noticias

Caretas fuera: SCRATS y Gobierno de la Región de Murcia juntitos de la mano para opinar sobre el caudal que consideran adecuado para el Tajo

Rate this item
(0 votes)

Tras defender al sector agroindustrial y culpabilizar a la sociedad en su conjunto, el Gobierno de Lopez Miras vuelve a dejar claro quién manda en San Esteban y anuncia que presentará alegaciones conjuntas con el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo Segura contra los caudales ecológicos del Tajo en un nuevo intento de imponer su criterio frente al de la cuenca cedente.

“Codo con codo” y sin pudor alguno, trabajan “los servicios jurídicos y todos los técnicos” de la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente a disposición del SCRATS. Unos recursos públicos que, en vez de esforzarse en recuperar el Mar Menor, lo hacen para favorecer a quien todos los informes científicos señalan como culpable.

Por si fuera poco, lo hacen con todo el descaro del mundo para entrometerse en las necesidades de la cuenca cedente, “a la que siempre han humillado, por lo que no extraña que crean que pueden seguir haciéndolo a pesar del clamor de la sociedad y los dictámenes de la Justicia”, lamentan desde la Asociación de Municipios Ribereños.

Un clamor social que llega incluso desde la propia Murcia, donde a través de Twitter y a instancias de la cuenta @MarMenorKO se inició la campaña #Yonohesido para que los vecinos de la emblemática albufera manden sus fotos y recuerdos, avergonzando al presidente de la Región por culpabilizarles de su mala gestión. “López Miras no engaña a nadie ya, la espada de Damocles pende sobre su Gobierno, se ve el cartón piedra, la magia ha desaparecido y por mucho dinero que invierta en marketing el SCRATS, nada puede tapar la penosa estampa del río Tajo seco y el Mar Menor podrido”, aducen los ribereños, que confían en ganar una guerra que no es ni contra la Región de Murcia, ni contra la agricultura; sino contra los excesos de una agricultura industrial intensiva, la especulación hídrica del SCRATS y un gobierno, cuanto menos permisivo con los abusos e inoperante si no algo peor.

“Queda mucho camino por recorrer, pero no estamos solos, cada vez hay menos miedo y se da voz a más colectivos, asociaciones y particulares que luchan por un río Tajo vivo y un Mar Menor limpio”, los ribereños confían en los numerosos frentes abiertos, desde la sentencia judicial que defiende el caudal ecológico del Tajo al camino abierto por Ecologistas en Acción, con su queja ante Naciones Unidas; la primera vez que el Comité de Cumplimiento del Convenio de Barcelona estudia una queja formulada por una organización no gubernamental.

No en vano, desde Ecologistas en Acción anuncian que ampliarán la información de la queja añadiendo el episodio de mortandad masiva de octubre que evidencia el colapso ecológico que el Mar Menor viene arrastrando desde 2016.