log in

Noticias

Entrepeñas y Buendía almacenan 104 Hm3 de agua que ya no les pertenece porque en el Levante no la necesitan; se la llevarán cuando los ribereños más la necesiten

Rate this item
(0 votes)

La Asociación de Municipios Ribereños denuncia que, de los 663 Hm3 que almacenan sus embalses, más de cien son virtualmente propiedad del SCRATS. Un limbo en el que su almacenaje no les supone ninguna pérdida por evaporación y no les consume espacio, por lo que les permite tener embalsadas aguas de las copiosas lluvias que se han sucedido en la Región de Murcia durante los últimos meses.

“Todo ventajas para ellos, ninguna facilidad para nosotros”, lamentan desde la Asociación de Municipios Ribereños, que ni siquiera podrán beneficiarse de la lámina de agua cuando más falta les haga, este verano. Ni para beber, ni para su uso recreativo, un aprovechamiento que, lejos de ser banal, está garantizado por ley y permitiría la supervivencia de sus vecinos.

Estos 104 Hm3 de los que dispone el SCRATS en los embalses del Segura no pierden agua por evaporación, ya que técnicamente son virtuales, trasvases de papel que no se llevan a cabo de momento, pero suponen una obligación. Tampoco ocupan espacio en sus embalses, a pesar de que pueden hacer uso de ellos cuando quieran. “Son un chollo, una cuenta corriente sin intereses en la que el Ministerio de Transición Ecológica obliga al pobre a ingresar un impuesto revolucionario al rico para que no proteste; nosotros corremos con los gastos, guardamos el agua para quien no la necesita mientras morimos de sed”.

“Es el problema de trasvasar sin ton ni son, solo por avaricia, sin ninguna visión de futuro, no por necesidad, sino por una codicia que ruboriza”, lamentan los ribereños. “Una pésima gestión de los embalses y un desmesurado crecimiento del regadío en la Región de Murcia que, unidos, nos han llevado a una situación dantesca, con el río seco, los embalses vacíos y el Mar Menor colapsado; no se puede gastar por sistema más de lo que entra, porque ni permites recuperarse a los embalses, ni consigues satisfacer jamás la demanda”.